de truenos y algas

Una mirada basta

para descubrir mi sonido

Soy un trueno mudo

tapiz de rayos

desgastados

Ya no quemo

sólo me consumo

incandescente

sellando mis bordes

con jugo de cielo

del que se alimentan

los ogros y los dioses

Me he bañado sola

en el puro reflejo de los abetos

sabiendo que en otro momento

podría abrasarlos

solo con la mirada

Pero ya no

ya no quemo

buceo en mis luces

hasta tocar el fondo

allí donde las algas

son

más

azules

y se agarran al vapor

que mana

de lo que soy

de lo que quiero seguir siendo

hasta que

deje de amanecer aquí

Quizá en otro pozo

haya más luz

Nadie dice que no

18 respuestas a “de truenos y algas

  1. Bonito poema. Me ha recordado a la Iliada de Homero: «en lo más hondo de la cueva, y el curso circundante de Océano transcurría eterno con su espuma y su murmullo» Ojala pronto encuentres la cueva que preserve tu talento y conserve, impertérrita, tu llama interior. Enhorabuena por tu poema. Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. Me encanta lo que comentas, Luis, la asociación con la Ilíada, esa obra tan llena de magia e imágenes poderosas. Gracias por hacerlo. Hay muchas cuevas dentro de cada uno de nosotros. Algunas, llenas de espuma, como dices… Las mías cambian según los momentos de búsqueda y hallazgo. Pero es una tentación seguir buceando! Gracias de corazón por leer y comentar. Otro abrazo

      Me gusta

  2. Qué pena. Cuánta sensibilidad trasmites en tus poemas, Eva. A mí cada vez me puedes y me emocionas verdaderamente. Y lo destaco todo, porque pienso más que nunca que es un poema que se va complementando palabra a palabra y consigue llegar, alcanzar al lector y poseerlo. Una pasada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Vicente, amigo, por tus comentarios tan generosos y por esa emoción que me regalas en cada uno. Me alegro muchísimo de que te haya gustado. Y de encontrar tu apoyo siempre. Gracias también por avisarme de ese gazapo, buf, estoy hasta el gorro de las jugarreta del autocorrector! Un abrazo y feliz de leerte.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ese verso: “soy un trueno mudo” es una pasada.

    En cuanto a quemar…si tú no quemas que eres puro fuego y emoción , ya no creo en la pasión y hasta soy capaz de burlarme del amor y de su pantomima imperecedera. Pero tú quemas…siempre quemas, porque nunca causas indiferencia y eso lo sabes encender con tus versos….enciendes, te enciendes, me enciendes, nos enciendes. Lo siento, pero es tu sino.

    Y si puedo y me permites voy a intentar contestarte un día de estos. Difícil, por la altura, pero siempre me gustó escalar los montes más altos, donde están los más majestuosos paisajes 😜😘😘😘🤗

    Le gusta a 1 persona

  4. Wow, literalmente, no se qué decir. Es muy hermoso lo que has escrito. Solo se me ocurre darte las gracias y quizá también añadir que esos sentimientos nacen de lo que tu llevas dentro. Si la poesía tiene esa magia, yo agradezco a lo que hay ahí y nos inspira a expresarnos. Así que… ¡te animo a esa réplica, rayos y truenos! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  5. Es imposible no seguir el trazo descendente del poema, naciendo del aire, atravesando el agua, llegando hasta el fondo del fondo mismo y permanecer ahí buscando la luz, sintiendo que la hay. Sencillamente excepcional, Eva. Gracias por compartirlo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s