verdad (y otras mentiras)

Es una esfera imperfecta,

un deja vu sereno

la tibieza que se eleva desde el centro

con sabor a heno y a tinieblas

Un cascabel que agita el cielo

es el color de las encinas

el dolor de la sal

cuando escuece en la lengua

Son las palabras

que golpean

puntas de cristal

que me abren en dos

en tres

en cientos

tallada por tanta verdad

que anhelo las mentiras

algodones que echo a volar

cuando despierto

y por qué no

besos que lanzo al aire

mariposas locas

por puro placer

de liberar lo que guardo

y no comprendo

Son en fin

mis verdades solas

náufragas de tierra

donde anclarse

para dormir

el sueño de estar viva.

29 respuestas a “verdad (y otras mentiras)

  1. Eva, tu bella poesía me ha recordado un bonito soneto del genial Cervantes:

    Yo sé que muero, y no soy creído;
    es más cierto el morir, como es más cierto
    verme a tus pies, ¡oh bella ingrata!, muerto
    antes que de adorarte arrepentido.

    Podré yo verme en la región de olvido,
    de vida y gloria y de favor desierto,
    y allí verse podrá en mi pecho abierto
    cómo tu hermoso rostro está esculpido.

    Que esta reliquia guardo para el duro
    trance que me amenaza mi porfía,
    que en tu mismo rigor se fortalece.

    ¡Ay de aquel que navega, el cielo oscuro,
    por mar no usado y peligrosa vía,
    adonde norte o puerto no se ofrece.

    Enhorabuena Eva.

    Le gusta a 4 personas

    1. Buenos días Luís, pues muchas gracias por el recordatorio…Quevedo es uno de mis poetas favoritos. Me encanta su forma de pensar y de expresar, y sobre todo, me gusta el ritmo interno y potente de sus poemas… Los sonetos, sencillamente geniales. Un abrazo y gracias por leer y comentar.

      Le gusta a 1 persona

    1. Querido Carlos, gracias por el tiempo que dedicas a leer y comentar. Yo también tengo mucho pendiente de leer tuyo y de otros compañeros de letras… Así que aprovecharé estos días para disfrutar haciéndolo. Mientras, recibe mi abrazo y mis gracias

      Me gusta

  2. Muy hermoso y sugerente, como siempre. El primer comentario ya me ha robado mis palabras iniciales: el sueño de estar vivos. De eso va la cosa. y quizá intentar despertar. Soñar es bonito, sin duda, porque uno vuela, pero nuestra mente es como una pantalla de cine (además de la vida en sí) y creo que a veces necesitamos un alto en la programación, jajaja. No sé si me explico.
    Namastebeso (namás).

    Le gusta a 3 personas

    1. Te explicas muy requetebién… Yo creo que soñamos que soñamos… O sea, que estamos despiertos y jugamos a soñar para huir un pelo de ahí… Pero también me pregunto: Y si la programación fuera otra? Y si estamos programados para creer que podemos soñar?? Ay, se me acaba de fundir un fusible y ya no se quién soy! Un abrazo y felices sueños

      Le gusta a 1 persona

      1. Me he perdido un poco pero sí, creo que sé por dónde vas. De hecho lo pensé hace dos días: la mente en blanco, o vacía de pensamientos, en soledad, seguramente es muy aburrida y difícil de sostener. Por eso ponemos en marcha el proyector de los sueños y nos sumimos en películas interminables. De todas estas cuestiones tan complejas y extrañas va mi nuevo blog. Para los que puedan ser creyentes de alguna religión, quizá podríamos decir que la divinidad se aburre en su soledad y entonces juega a olvidarse de sí misma, a encarnar millones de papeles en una gran tragicomedia. Toma ya. “Divinidad”… no es la palabra que más me entusiasma o cuadra conmigo. ¡Basta!

        Le gusta a 1 persona

Responder a Luis M. La Haba Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s